Reseña de Warhammer, The End Times: La Caída de Altdorf

Karl Franz se había adentrado con sus fuerzas en los eriales hasta alejarse un kilómetro y medio de los límites de Heffengen. El profundo barranco del río Revesnecht que serpenteaba hacia el norte hasta la corriente más caudalosa del Talabec limitaba el campo de batalla por el este. Hacia el oeste, el paisaje despejado cedía el terreno gradualmente a las frondas dispersas del bosque.

El enemigo llegaría desde el norte, como siempre. Se desplegarían por los páramos, todavía eufóricos por la masacre que acababan de perpetrar en el Bastión Áurico, y sus pezuñas revestidas de latón levantarían terrones de tierra mojada. Los primeros en atacar serían los sabuesos, que se abalanzarían sobre ellos con las fauces abiertas; a continuación lo haría la caballería, con sus monturas de ojos rojos; y por último, caminando a trancos sobre sus pezuñas hendidas, los gigantes acorazados, de yelmos llenos de pinchos y con calaveras colgándoles de las armaduras embadurnadas en sangre.

El enemigo se presentaría en formaciones desordenadas, azuzado por el deseo irrefrenable de matar. La única ventaja de los hombres mortales era la disciplina. Así había sido durante cientos de generaciones: el frenesí irracional se toparía con las ordenadas filas de acero imperial.

Leer más “Reseña de Warhammer, The End Times: La Caída de Altdorf”