Desprecintamos las miniaturas del Halfling y el Orco de Mystery Studio

Llegamos a un mundo fantástico, lleno de seres extraños, el amo del calabozo, nos dio poderes a todos, tú el bárbaro, tú el arquero, acróbata, mago y el caballero. Dragones y mazmorras, un mundo infernal se oculta entre las sombras la fuerza del mal.

Leer más “Desprecintamos las miniaturas del Halfling y el Orco de Mystery Studio”

Reseña de Pandemonium, Edición Kickstarter

Diez desconocidos perdidos en un lugar remoto deberán luchar para conseguir huir, vencer al mal que les rodea o verse seducidos por él. Una carrera sin cuartel donde los jugadores deberán colaborar para sobrevivir. Pero cuidado, no te fíes de tus compañeros, pues pueden esconder oscuras intenciones.

Leer más “Reseña de Pandemonium, Edición Kickstarter”

Pintamos la miniatura del Héroe Bretón

Los ejércitos bretones son famosos en todas partes por su maestría marcial, su coraje, sus preceptos morales, su honor y por la fe en su sagrada diosa, a la que rezan campesinos, hombres de armas, caballeros, jinetes de pegaso, sus temibles artilleros, héroes, señores guerreros y hasta sus damiselas, al amanecer mientras se preparan para la batalla.

Leer más “Pintamos la miniatura del Héroe Bretón”

Desprecintamos la miniatura del Héroe Bretón

Los ejércitos bretones son famosos en todas partes por su maestría marcial, su coraje, sus preceptos morales, su honor y por la fe en su sagrada diosa, a la que rezan campesinos, hombres de armas, caballeros, jinetes de pegaso, sus temibles artilleros, héroes, señores guerreros y hasta sus damiselas, al amanecer mientras se preparan para la batalla.

Leer más “Desprecintamos la miniatura del Héroe Bretón”

Desprecintamos la miniatura del Señor Enano del Caos

Largo tiempo ha pasado desde que nuestros hermanos partieron a las Montañas del Inicio de los Tiempos. Mi abuelo, Jarrok, ya hace más de 100 años que nos contó esta historia. Un regimiento de los mejores exploradores y mineros de nuestro clan, partieron a las montañas plagadas de ogros, pero nunca jamás regresaron. Décadas después, algunas de nuestras escuadras de girocópteros que exploraban los límites de nuestras tierras divisaron un clan enano, a lo lejos, vestían los colores rojo y negro de los adoradores del Caos, y armaduras toscas de bronce que rezumaban sangre. Un señor enano montado a lomos de una especie de toro alado los comandaba, mientras otro enano, una especie de brujo, recitaba cánticos y letanías subido a una bestia parecida a un león alado con barba y la cara de un enano. Pero eso, hijo mío, no son más que leyendas de largasbarbas.

Leer más “Desprecintamos la miniatura del Señor Enano del Caos”