Novedades: Warhammer Underworlds Shadespire en prepedido

Shadespire fue antaño una ciudad de maravillas y magia, una metrópolis mercantil cuyos gobernantes desafiaron a la muerte ganándose la ira de Nagash. Esta ira se manifestó de una forma peor que la destrucción, cebándose en el poder misterioso del cristalumbrío que daba su poder a la ciudad. Mediante él, Nagash destrozó la luz y la gloria de Shadespire dejando un reflejo retorcido de su anterior esplendor. Aquellos aventureros lo suficientemente estúpidos como para poner el pie dentro de sus murallas quedarán atrapados y perderán toda esperanza. Pero no todos aceptarán su destino sin luchar…

Leer más “Novedades: Warhammer Underworlds Shadespire en prepedido”

Reseña de Warhammer, The End Times: La Caída de Altdorf

Karl Franz se había adentrado con sus fuerzas en los eriales hasta alejarse un kilómetro y medio de los límites de Heffengen. El profundo barranco del río Revesnecht que serpenteaba hacia el norte hasta la corriente más caudalosa del Talabec limitaba el campo de batalla por el este. Hacia el oeste, el paisaje despejado cedía el terreno gradualmente a las frondas dispersas del bosque.

El enemigo llegaría desde el norte, como siempre. Se desplegarían por los páramos, todavía eufóricos por la masacre que acababan de perpetrar en el Bastión Áurico, y sus pezuñas revestidas de latón levantarían terrones de tierra mojada. Los primeros en atacar serían los sabuesos, que se abalanzarían sobre ellos con las fauces abiertas; a continuación lo haría la caballería, con sus monturas de ojos rojos; y por último, caminando a trancos sobre sus pezuñas hendidas, los gigantes acorazados, de yelmos llenos de pinchos y con calaveras colgándoles de las armaduras embadurnadas en sangre.

El enemigo se presentaría en formaciones desordenadas, azuzado por el deseo irrefrenable de matar. La única ventaja de los hombres mortales era la disciplina. Así había sido durante cientos de generaciones: el frenesí irracional se toparía con las ordenadas filas de acero imperial.

Leer más “Reseña de Warhammer, The End Times: La Caída de Altdorf”

Novedades: Warhammer Underworlds Shadespire

Prepárate para el juego definitivo de estrategia con miniaturas. Shadespire te enfrentará a tus oponentes en una rápida sucesión de combates tácticos. Escoge tu banda, construye tu mazo y aduéñate de la Ciudad Espejada.

Leer más “Novedades: Warhammer Underworlds Shadespire”

Novedades: General’s Handbook 2017 para Age of Sigmar

Games Workshop ha anunciado el General’s Handbook 2017 para Warhammer Age of Sigmar, una revisión del anterior General’s Handbook, actualizada con nuevos modos de juego basados en los comentarios de la comunidad de jugadores de Warhammer.

Leer más “Novedades: General’s Handbook 2017 para Age of Sigmar”

Reseña del General’s Handbook para Warhammer Age of Sigmar

AgeofSigmar_GeneralsHandbookSPA01

A partir del torbellino de un mundo devastado, nacieron los Ocho Reinos. La vida brotó de lo informe y lo divino. Extraños mundos nuevos aparecieron en el firmamento, todos ellos llenos de espíritus, dioses y hombres. El mas noble de todos los dioses era Sigmar, que a lo largo de incontables años había iluminado los reinos, envuelto en luz y majestad mientras creaba su reino. Su fuerza era el poder del trueno, y su sabiduría era infinita. Tanto los mortales como los inmortales se arrodillaban ante su noble trono. Grandes imperios se formaron y, durante un tiempo, la traición fue erradicada. Sigmar reclamó su potestad sobre la tierra y el cielo y gobernó a lo largo de toda una era de gloria y poder.

Pero la crueldad es tenaz. Tal como se había predicho, la gran alianza de dioses y hombres se rompió. Los mitos y las leyendas se derrumbaron dando lugar al caos. La oscuridad inundó los reinos. La tortura, la esclavitud y el miedo reemplazaron a la gloria que había reinado hasta entonces. Sigmar dio la espalda a los reinos mortales, disgustado con ellos, y fijó su mirada en los restos del mundo que había perdido hacía ya tanto tiempo, buscando incesantemente algún signo de esperanza en su carbonizado núcleo; y entonces, en lo más profundo de su ira, cuando su desesperación ya se tornaba en ira, vislumbró el destello de algo espléndido. Un arma nacida de los cielos. Una luminiscencia lo bastante potente como para atravesar la noche eterna. Ahora podría tejer un nuevo ejército a partir de todo aquello que había perdido. Sigmar puso a sus artesanos a trabajar y, durante largas eras, estos se esforzaron por conseguir controlar el poder de las estrellas. Cuando aquella gran obra estuvo casi completa, Sigmar volvió a los reinos y vio que el dominio del Chaos era casi total. La hora de la venganza había llegado. Por fin, con los relámpagos brotando de sus ojos, dio un paso al frente y liberó su creación.

La Era de Sigmar había dado comienzo. Leer más “Reseña del General’s Handbook para Warhammer Age of Sigmar”