Reseña de Gold West

Los jugadores compiten como prospectores construyendo sus imperios mineros mientras luchan por los metales preciosos de la frontera. En un delicioso equilibrio entre gestión de recursos y control de áreas, los jugadores deben planificar sus estrategias de construcción mientras gestionan sus tracks de suministros.

Hoy reseñamos el juego de mesa Gold West, diseñado por J. Alex Kevern e ilustración de Adam P. McIver, que publica la editorial 2 Tomatoes, a quienes aprovechamos para agradecer el habernos facilitado amablemente una copia del juego para la reseña.

Gold West es un juego para 2 a 4 jugadores de más de 14 años y con una duración media alrededor de entre 45 y 60 minutos.

La caja del juego es de tamaño mediana (300x220x65mm), con inserto de cartulina interior y bolsitas de cierre hermético para guardar componentes.

A continuación os listamos el contenido del juego:

  • 56 Fichas de Mina
  • 48 Piezas de Campamento
  • 48 Discos de Influencia
  • 12 Piezas de Diligencia
  • 4 Peones de Minero
  • 20 Cartas de Inversión
  • 12 Fichas de Boomtown
  • 12 Fichas de Bono de Envío
  • 5 Fichas de Bono de Inversión
  • 4 Fichas de Orden de Turno
  • 20 Marcadores de Oro
  • 20 Marcadores de Plata
  • 20 Marcadores de Cobre
  • 16 Marcadores de Tierra
  • 16 Marcadores de Piedra
  • 8 Losetas de Terreno
  • 1 Loseta de Agua
  • 4 Partes de Tablero Central
  • 4 Tableros de Jugador
  • Expansión Mercado
  • Expansión Bandidos
  • Reglamentos en castellano y francés

Compartimos nuestro vídeo con el unboxing de Gold West.

En Gold West los jugadores interpretan ser prospectores en el Salvaje Oeste, que compiten por las mejores minas a la vez que luchan por los metales.

Mecánica

En la configuración inicial de la partida se coloca el tablero modular con las losetas de terreno aleatoriamente rodeando el río y, después, se colocan las diferentes fichas de mina boca abajo sobre el tipo de mina que corresponda. En función del orden inicial en que juguemos, comenzamos la partida recibiendo unos determinados recursos iniciales. Para conseguir la victoria, los jugadores han de explorar el territorio y conseguir recursos, que les permita avanzar en el track de puntuación general.

La secuencia de juego es muy sencilla y se agrupa en 3 grandes pasos: activar el contador de suministro, utilizar metales y construir o saquear.

En la fase es la de activación de suministro, los jugadores gestionan su acopio de materiales ubicados entre los cuatro diferentes espacios de su contador de suministros personal.  La gestión se hace mediante el sistema o mecánica Mancala, también conocida por recogida y siembra, en la que el jugador coge los recursos de una de las casillas y los mueve hacia arriba tantas casillas como sea posible dejando siempre un recurso en la sección atravesada. Los recursos que salen del contador van a la imaginaria Zona de Utilización, ya que son los recursos que pueden usarse ese turno, los que no se empleen se pierden.

En la fase de utilización de metales es en la que los jugadores usan de diferentes formas el oro, la plata y el cobre para conseguir aumentar sus puntos de victoria. Aquí pueden realizar una Inversión pagando el coste indicado en las cartas y recibiendo los puntos que indique, además de la carta de Bono de Inversión más alta que haya sobre el tablero en ese momento. También pueden adquirir una oficina en el Boomtown que pueden otorgar diferentes combos con puntos de victoria adicionales al final de la partida o llevarse unos cuantos puntos inmediatos.

Por último, en la misma fase de utilización de metales, los jugadores pueden realizar Envíos, esto es pagar el metal correspondiente para hacer avanzar su diligencia en el track de envíos y recibir los puntos correspondientes cada vez que cruce uno de los hitos del mismo track.

La fase de construir o saquear consiste en pagar piedra o madera para construir un campamento o pagar piedra y madera para un asentamiento. Dicha construcción se realiza a ciegas en el primer turno de la partida, colocando esta construcción sobre una loseta en la que se desconoce los recursos que genera pero, una vez colocada, se voltean todas las losetas de mina adyacentes a ella. Así pues, el jugador construye, se lleva los recursos de la mina, los coloca en una casilla de su contador de suministros y coloca esa misma loseta donde corresponda en su panel personal, ya que se usará para recibir puntos “por mayorías” al final de la partida. Por otro lado, si el jugador no dispone del material para construir debe saquear, coloca el campamento en la zona de saqueo, pierde un punto y escoge una mina para llevarse los recursos, pero se elimina la loseta de mina.

La partida finaliza después de 12 turnos de juego a 2-3 jugadores y de 10 turnos a 4 jugadores, en este momento se cuentan los puntos por las construcciones más largas de cada jugador, los de los “combos” de las oficinas, y los de las mayorías por tipología de minas de los diferentes jugadores. Gana el jugador con más puntos en su puntuación general.

Opinión

Gold West se trata de un juego con mecánicas de control de áreas, mayorías y gestión de recursos. El juego dispone de mecánicas muy fáciles de asimilar pero con bastantes opciones para llevar a cabo, algo que lo hace un juego con muchas tomas de decisiones y estrategia, y que lo convierte en un eurogame asequible para todos los públicos, pero sin llegar a considerarse un juego introductorio o familiar, y que incluso podríamos recomendar para los jugones más veteranos.

El nivel de interacción entre jugadores en Gold West es bastante sutil, ya que los jugadores deben escoger cada turno dónde realizar su nuevo campamento o asentamiento, escogiendo la que más les beneficie pero, a la vez, la que destruya la estrategia de puntuación de sus rivales que se logra observando en las oficinas que están adquiriendo en el Boomtown o los recursos que están acopiando. En cuanto a los entreturnos son muy cortos, al menos, después de realizar un par de turnos que ayuden a sistematizar la mecánica Mancala, para los que no la conozcan, y las diferentes fases del juego, por lo que no provoca un largo turno individual.

La rejugabilidad de Gold West es francamente excelente ya que dispone de muchas y diferentes losetas de oficinas para el Boomtown y de cartas de Inversiones que generan infinidad de combinaciones posibles y, por si esto fuera poco, esta versión limitada incluye las miniexpansiones Bandidos y Mercado que añaden pequeñas variables muy interesantes. El tener un fuerte peso en la gestión de recursos, también favorece a que los jugadores sigan nuevas estrategias cada partida.

El aspecto estético del juego es estupendo, con una estética muy ligada al objetivo de transmitir esta ambientación, algo que persigue con su bonito tablero, sus campamentos y con sus diligencias, logrando esa sensación de desarrollo en el salvaje oeste. Pensamos que, pese a la abstracción de la gestión de recursos, la mecánica del juego con sus campamentos y asentamientos, así como el saqueo cuando no disponemos de recursos, liga bastante bien con la ambientación del juego.

Personalmente, después de estas primeras partidas, nuestras impresiones son que Gold West es un juego con una dificultad de peso medio pero con mucha profundidad, sencillo de jugar aunque con mucho para explorar estratégicamente y, como os decíamos antes, un muy buen eurogame para casi todos los públicos y para recomendar a los jugones más veteranos.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

Los jugadores compiten como prospectores construyendo sus imperios mineros mientras luchan por los metales preciosos de la frontera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s