Reseña de Q, un juego de deducción

Comandante del vuelo TJ1309 solicita prioridad para aterrizaje. Uno de nuestros pasajeros ha sufrido una parada cardiorrespiratoria a las siete horas treinta minutos después del despegue. Su acompañante ha sufrido una crisis de ansiedad.

Q es una serie de juegos diseñados por Josep Izquierdo Sánchez y Martí Lucas Feliu, e ilustrado por Alba Aragón, que edita en nuestro país GDM Games, a quienes agradecemos habernos facilitado amablemente una copia del juego para la reseña.

Q es un juego de mesa de 1 a 8 jugadores, a partir de 8 años y con una duración media de aproximadamente 60 minutos por partida.

La caja es de tamaño muy pequeño, como el tamaño de una baraja de cartas común, y en su interior contiene el pequeño manual con los pasos a seguir numerados para que los jugadores puedan seguirlo sin aguarse el juego.

Os mostramos un vídeo que hemos preparado con el unboxing del juego.

Q es un juego en el que los jugadores deben colaborar para averiguar mediante la lógica y la deducción, algunas preguntas acerca de un misterio.

Mecánica de juego

La tumba del arqueólogo, Muerte el 4 de julio y Última llamada, son los títulos de las tres primeras entregas de la serie Q, y cada uno de ellos puede jugarse una vez al tratarse de juegos deductivos de formato “un solo uso”.

Durante la preparación de la partida, los jugadores deben tener especial cuidado de no ver nada que les pueda estropear la experiencia. Después de leer el manual hasta el punto donde este mismo se encuentra sellado por un precinto, los jugadores deben localizar la carta inicial, marcada con el número uno, y barajar el mazo con cuidado de no leer ningún texto.

Después se reparte tres cartas a cada jugador y el resto se deja formando un mazo. En el turno de cada jugador puede revelar información o descartar información.

  • Revelar información. Baja una carta a la mesa y lee para los demás jugadores la información que contiene.
  • Descartar información. Se deja boca abajo a un lado de la mesa.

Entonces roba una nueva carta del mazo y finaliza el turno. Finalizado el mazo de cartas disponemos de todas las cartas que conforman el escenario de un crimen. Los jugadores revisan toda la información y, entre todos, deben elaborar una teoría que pueda responder las preguntas a las que se enfrentarán en el cuestionario, por lo que podrá utilizarse, incluso, la información que recuerden de las cartas que han descartado.

Al completar el cuestionario se comprueban los resultados para conocer la teoría acertada. Cada pregunta acertada da dos puntos al grupo, mientras que cada carta no relevante sobre la mesa resta un punto.

Opinión

La serie de juegos Q deben ser considerados como una experiencia de juego, al igual que las experiencias vividas en otros juegos del estilo de juegos de un solo uso. Debido a la novedosa singularidad y particularidad de este, intentamos guiaros sobre si puede ser bien recibido en vuestro grupo habitual de juego. El innovador sistema del tipo un solo uso se lleva dando durante estos últimos años con algunos juegos de mesa de investigación con un determinado número de casos o del estilo campaña, y continúan extendiéndose a cada día que pasa.

Un aspecto singular es la rejugabilidad ya que, al igual que las experiencias vividas en otros juegos de este estilo, no pueden volver a ser repetidas por las mismas personas que lo han jugado, por lo menos a corto plazo. Así pues, el hecho de hablar de rejugabilidad como en un juego de mesa no sería justo, por lo que podría compararse a una aventura de un juego de rol, donde los directores de juego compran la aventura y después de dirigirla en su grupo de juego habitual solo pueden volver a jugarlas con otros grupos de juego.

Una buena forma de amortizarlo en este particular caso creemos que es enfocándolo a sesiones de celebraciones como cumpleaños, despedidas de soltería, fiestas temáticas, navidades u otras, quizás en las que el grupo habitual haga una compra conjunta de este y vayan después pasándoselo para hacer de anfitriones en sus respectivos círculos familiares y amistades.

Respecto al número de jugadores creemos que el número recomendado de 1 a 8 jugadores es fiel a todas las posibilidades que puede ofrecer, aunque es un juego que por su mecánica es mucho más asequible y divertido, jugándolo a partir de 3 ó 4 jugadores. El juego puede ser perfectamente jugado en pareja, y ser jugado magníficamente en solitario, siendo importante destacar que cuantos más jugadores en la mesa más fácil es la resolución de los diferentes enigmas planteados.

Respecto a la dificultad, en nuestro grupo de juego nos ha parecido media-baja, pareciéndonos acertada esa edad recomendada de 8 años. Este hecho que podría ser un freno en grupo, exclusivamente de adultos, es a la vez una gran ventaja para poder jugarlo en familia con los más pequeños de la casa.

En el apartado estético es muy bueno con bonitas y evocadoras ilustraciones en la portada de su caja, manual y en las diferentes cartas.

En resumen, creemos que es una muy buena experiencia de juego, apta para todos los públicos, asequible para personas ajenas a estos juegos aunque también disfrutarán lo más versados en los juegos deductivos, y que para aquellos que antes de su adquisición tengan en cuenta los singularidades mencionadas será una gran experiencia.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

Ha aparecido un cadáver en la finca de la familia Rockvalley escondido entre unos arbustos, en medio de la arboleda. Es un hombre de raza blanca. No es nadie de la familia, los señores y los niños están bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s