Reseña de Citadel Combat Cards

En el despiadado universo del lejano futuro sólo hay guerra. De todos los horrores que habitan las estrellas, ninguno representa una mayor amenaza para el Imperium que los viles siervos de los Dioses del Chaos.

Hoy os reseñamos el juego de cartas Citadel Combat Cards, editado y publicado recientemente por la editorial anglosajona Games Workshop.

Os listamos el contenido de la caja a continuación:

  • 60 cartas, divididas en 2 mazos:
    • 30 para los Space Marines
    • 30 para las siniestras fuerzas del Chaos
  • 2 cartas de referencia
  • 1 reglamento multidioma

Compartimos un vídeo que hemos preparado con la presentación de Citadel Combat Cards.

Citadel Combat Cards es un juego de cartas para 2 jugadores, en el que los se enfrentan los marines espaciales contra los marines espaciales del caos.

Mecánica

En la configuración inicial de la partida cada jugador escoge su bando, bien los marines espaciales o bien los marines espaciales del caos, toman su mazo y su carta de referencia correspondiente, y después de mezclar bien las cartas, roban 5 cartas del mazo.

Se decide el jugador inicial y, entonces, escogen 3 cartas de su mano y las colocan sobre la mesa, boca abajo, delante de las de su oponente, y estas serán las 3 cartas que combatirán esta ronda en 3 batallas diferentes.

Cuando los dos jugadores hayan desplegado sus cartas, estas son volteadas, sin cambiar el orden en el que han sido colocadas, ya que los combates se celebrarán de izquierda a derecha del jugador inicial de esta ronda. El jugador inicial escoge la modalidad de combate para la primera batalla de entre ataque a distancia, cuerpo a cuerpo o psíquico. El segundo lo escogería el otro jugador, y el tercer combate volvería a escogerlo el jugador inicial. En la ronda siguiente se cambiarían y así sucesivamente hasta finalizar la sexta y última ronda.

En el combate se comparan los valores del tipo de combate, escogido por el jugador atacante, de las cartas y gana la carta con el valor más elevado. No obstante, cada carta dispone de dos símbolos en sus esquinas superiores, el símbolo superior izquierdo es el capítulo (grupo de amiguetes para los no versados en Warhammer 40.000) al que pertenece, y en la esquina superior derecha de su rol en batalla (CG, Tropas, Élites, Ataque rápido y Apoyo pesado). Si, además de la carta que está luchando, hay otra desplegada que coincida en capítulo o rol, la carta combatiendo recibe un +10 por cada otra que coincida en una o en otra pudiendo apilarse sin ninguna restricción, ergo hasta un máximo de +40. El ganador del combate se queda con cada carta eliminada del rival, para contar puntos de victoria al final de la partida, se retiran las cartas sobrantes y los jugadores vuelven a robar 5 cartas.

Además de esta mecánica, los jugadores disponen de 2 cartas en mano que no han jugado en el combate, estas cartas son del tipo instantáneo y pueden emplearse durante los diferentes combates que forma la batalla. El mismo símbolo de tipo de rol de unidad tiene diferentes usos como por ejemplo para cambiar la carta de la mano por una de la mesa en juego, para intercambiar cartas de las 3 colocadas en mesa o para anular la posibilidad de hacer uso de alguna de sus cartas en mano al rival, entre algunas otras.

Cada partida dura 6 rondas, y gana el jugador que al finalizar todas las rondas haya ganado más batallas.

Opinión

Citadel Combat Cards es un juego de gestión de manohabilidades especiales y de una mezcla de azar e intuición. En él, los jugadores deben tratar de ganar los combates tratando de adivinar que baza jugará su rival para poder anticiparse a ella. A veces intuición, a veces azar, pero seguro que una buena intuición ayudará a mejorar la estadística de combates ganados.

Es un juego muy fácil de explicar y sin ninguna preparación, con sencillas reglas y muy fácil de jugar, además con unos entreturnos inexistentes al resolverse los combates simultáneamente.

La rejugabilidad nos parece moderada, dispone de bastantes cartas diferentes que generan muchas combinaciones posibles pero que jugando en pareja, si ambos son siempre las mismas personas, puede intuirse comportamientos repetitivos en el rival, algo en parte positivo porque obliga a cambiar la estrategia, pero que creemos que puede limitar la rejugabilidad a largo plazo.

El aspecto estético está bien, con unas magníficas y evocadoras fotografías de miniaturas que alegran la vista, con todas y cada uno de las diferentes unidades de Warhammer 40.000 aunque, en nuestra opinión, hubiera ganado enormemente si en lugar de fotografías de miniaturas se hubiera realizado con ilustraciones de las diferentes unidades y personajes.

Personalmente, en estas primeras partidas a nosotros nos ha gustado y, aunque nos ha dejado un poco fríos el hecho de no tener ninguna mecánica que nos de sensaciones de estar jugando a un producto de Warhammer 40.000, creemos que es un sencillo juego introductorio a este estilo de juego de cartas y buen filler para intercalar en largas sobremesas jugonas.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

En el despiadado universo del lejano futuro sólo hay guerra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s