Reseña de Pandemonium, Edición Kickstarter

Diez desconocidos perdidos en un lugar remoto deberán luchar para conseguir huir, vencer al mal que les rodea o verse seducidos por él. Una carrera sin cuartel donde los jugadores deberán colaborar para sobrevivir. Pero cuidado, no te fíes de tus compañeros, pues pueden esconder oscuras intenciones.

Hoy reseñamos el juego de tablero Pandemonium, autoría de Marc Ripoll y Daniel Mestres, fundado en una exitosa campaña en Kickstarter y que ha sido editado bajo el sello editorial The Game Forger, a quienes agradecemos habernos facilitado amablemente una copia del juego para realizar esta reseña.

El juego está diseñado para jugar de 2 a 5 jugadores, de más de 14 años, y con una duración aproximada de 90 a 120 minutos por partida. Además, el juego también contempla una variante de juego en solitario.

La caja del juego es de tamaño grande (300x300x120mm), con un organizador de plástico para colocar de manera ordenada todas las cartas y componentes del juego.

Antes de comenzar os listamos el amplísimo contenido del juego:

  • 1 manual de juego de 52 páginas
  • 1 libro de aventuras de 36 páginas
  • 76 miniaturas
  • 18 fichas de personaje
  • 14 mapas de escenario
  • 6 dados personalizados
  • 1 dado de 12 caras
  • 1 dado de 6 caras convencional
  • 4 corazones de madera
  • 350 cartas
  • 150 indicadores
  • 40 cubitos de plástico rojo

Con el objetivo de que os hagáis a la idea de la gran cantidad de componentes que contiene esta caja, os recomendamos que miréis a continuación el unboxing que hemos preparado del juego.

Pandemonium es un juego que homenajea el cine de terror clásico y algunos de los más populares iconos del género.

La mecánica

En la preparación de la partida se debe escoger uno de los diferentes escenarios incluidos en el Diario de Supervivencia y configurar el tablero con las diferentes losetas unidas entre sí y los marcadores que indica. Después, los jugadores escogen personaje, cogen la ficha y miniatura correspondiente al personaje, preparan el contador de tiempo y las fichas de vehículo/generador, y colocan los personajes en en el punto de inicio.

El objetivo del juego es que los personajes escapen de la mansión, en la que se desarrolla la partida, o destruyan la maldición que vive en ella. La colaboración entre jugadores es fundamental para sobrevivir aunque también se añade el terror psicológico de poder ser traicionado por tus compañeros.

Cada uno de los personajes dispone de su propia ficha con diferentes atributos de ataque, defensa, agilidad, acciones y voluntad, y unas habilidades especiales que influyen en las diferentes estrategias a desarrollar por el grupo, existiendo habilidades permanentes que solo pueden ser utilizadas una vez por turno, y las barras de vida y de miedo. Además, cada personaje tiene de su propio inventario con armas y objetos en la mochila que pueden reorganizarse cuando quieran dentro del turno de los jugadores. Por supuesto, los personajes pueden intercambiarse objetos si se encuentran en la misma casilla.

Durante la partida, los personajes pueden mejorar sus valores de atributos y añadir otras habilidades, para ello deben escoger de entre cuatro diferentes árboles de habilidades, iluminación, corrupción, retribución y supervivencia, en los que pueden aumentar cuando maten criaturas, cumplan pactos, cumplan retos de cartas dimensionales o reanimen a otro personaje.

El juego se estructura en rondas diurnas y nocturnas, ambas iguales salvo que, en las rondas nocturnas, el tablero se encuentra en oscuridad y se lanza el Dado Maldito al inicio de dichas rondas. Si el tablero se encuentra en oscuridad aumenta la barra de Miedo de los personajes aunque este efecto puede anularse con armas y objetos luminosos o si el Generador se encuentra encendido.

Las partidas comienzan con el indicador de ronda donde marque el escenario escogido, que acostumbran a ser de 8 rondas de juego. Cada ronda esta compuesta por el turno de los jugadores y el turno de las criaturas, que actuan por orden de iniciativas. En una ronda habitual de juego aparecen criaturas, desciende la energía del Generador y, si es de noche, se aplican las particularidades mencionadas anteriormente.

Durante el turno de los jugadores, los personajes realizan un número determinado de acciones en base al valor de acción del personaje. Las acciones a realizar posibles son mover, correr, abrir o cerrar puertas/ventanas, colocar o quitar barricadas, colocar trampas, atar, reforzarse, explorar, entrar en portales, intercambiar objetos con otros personajes, reanimar, saquear, lanzarse de cabeza contra puertas o ventanas, coger marcadores del escenario o usar alguno de los indicadores de radio, teléfono o generador. Cada una de las diferentes acciones tiene un coste de un punto de acción salvo algunas acciones gratuitas como lanzarse de cabeza, y reorganizar, intercambiar o usar cartas.

Uno de los elementos característicos del juego es la muerte de los personajes ya que, cuando esto sucede, se reinicia al personaje descartando todas su cartas y dejando en la casilla todos los indicadores equipados, se pierden todos los progresos del árbol de progreso, se recupera su barra de vida y miedo inicial, se roba una nueva carta de Objeto y otra de Pacto, y se mueve su miniatura a un portal a su elección donde se coloca tumbado. Hasta su siguiente ronda el personaje es invisible para las criaturas por lo que no puede ser atacado por las criaturas ni tenido en cuenta para el movimiento de estas. Las cartas de Pacto son secretas, por lo que no se pueden dar pistas al resto de jugadores, y deben ser cumplidas en el momento que la partida lo permita, aunque no sea el turno del jugador en curso. Los jugadores cuyo personaje termine la partida sin cumplir la carta de Pacto, quedan malditos y pierden la partida.

Aún así, hay escenarios en los que existe la acción de Reanimar, en estas partidas el jugador conserva sus cartas e indicadores, aunque pierde su árbol de habilidades y mantiene la miniatura tumbada en el tablero hasta que otro personaje en su misma casilla lo reanime.

Las criaturas aparecen al inicio de ronda, cuando se lanza el Dado Maldito o cuando son invocadas por alguna carta. Al igual que los personajes, cada una de las diferentes razas de criaturas está formada por diferentes atributos como vida, agilidad, furia, movilidad, percepción y terror, así como algún rasgo característico propio. Durante su turno se mueven por el tablero intentando alcanzar los los personajes para poder atacarles y se mueven utilizando un sistema de inteligencia artificial en el que se mueven hacia las miniaturas que percibe, a través del camino más corto posible, entre diferentes reglas que discriminan en diferentes supuestos.

Los ataques entre personajes y criaturas son sencillos, cada uno en su turno respectivo, realizan sus correspondientes ataques. Eso sí, los personajes solo pueden atacar si disponen de, como mínimo, un arma equipada, cuerpo a cuerpo o a distancia. Las heridas recibidas por las criaturas no son acumulativas y deben ser eliminadas de golpe o sino sobreviven sin restársele ninguna herida. Las criaturas disponen de ataques en función de su raza y, además, pueden inspirar Terror para subir la barra del Miedo de los personajes.

La partida finaliza cuando alguno, o varios de los jugadores, cumplen los objetivos marcados por el escenario escogido, entre los que se encuentran escapar de la casa, rescatar a un superviviente, sobrevivir varias rondas o derrotar al Maligno y que, aún siguiendo un orden cronológico narrativo, puede jugarse cada una de ellas de manera independiente.

El juego plantea dos modos de juego, el modo semicooperativo, en el que un jugador controla al Maligno y trata de evitar que los jugadores cumplan los objetivos, y el modo de eliminación, en el que los jugadores compiten en un todos contra todos y solo puede ganar uno de ellos la partida. Además, existe la posibilidad de jugar en solitario, únicamente manteniendo las mismas reglas, pero controlando dos personajes y eliminando las cartas de Pacto.

Opinión

Pandemonium es un gran juego de miniaturas, con un sistema  muy sencillo y rápido de asimilar y, a medida que avanzamos en los diferentes turnos de juego, descubrimos tácticas y habilidades de los personajes que lo convierten en un juego muy táctico.

Destacar el sistema de inteligencia artificial de las criaturas que por una lado nos parece un gran sistema que emula magníficamente bien la lógica de movimientos que emplearía una persona en la mayoría de supuestos aunque, a su vez, también es un sistema que por su mecánica requiere estar muy atentos a su buen desarrollo, algo que seguramente se consiga después de jugar unas cuantas sesiones.

El peso del juego recae en la cooperación, siendo difícil ganar la partida sin una buena coordinación entre jugadores. Los entreturnos son cortos ya que al ser habitualmente consensuados, los jugadores dialogan continuamente sobre las acciones que lleven a cabo.

El aspecto gráfico del juego es un espectáculo para la vista en la mayoría de sus aspectos. Una fantástica maquetación de los diferentes manuales, unos tableros con evocadores escenarios del género, muchas cartas chulas, muchísimos contadores y, por supuesto, unas fantásticas miniaturas que serán las delicias de todo amante de los juegos de minis, y de los diferentes iconos de las películas de terror que, por el tamaño y detalle de estas, invitan a ser pintadas a aquellos amantes del miniatureo, algo que hará que todavía luzcan más sobre el tablero de juego. A nivel estético solo quedan un poco atrás algunas de las cartas en las que solo aparecen texto e iconos, que es justo lo necesario para jugar pero que, a nuestro parecer, se queda un poco atrás respecto a la bonita estética general de otras cartas y del juego en general.

El juego mezcla una estética dungeoncrawlera con un tono de horror serio y oscuro, con unas miniaturas de iconos del terror muy chulas, y que debería ser la delicia, como mínimo, de todos los amantes a este género.

Pandemonium es un gran juego semicooperativo, con un sistema sencillo pero con profundidad. Eso sí, lo recomendaríamos para jugadores ya familiarizados con algunas de las mecánicas del juego.

Hazte con tu Pandemonium a un excelente precio en Forja Enana.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

Cuidado, no te fíes de tus compañeros, pues pueden esconder oscuras intenciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s