Reseña de A Taste for Murder

Alguien va a cometer un asesinato en una apacible mansión de la campiña inglesa. Pero todavía no se sabe quién ni por qué.

A Taste for Murder es un juego de rol autoría de Graham Walmsley, ilustrado por Raúl Martínez Ruiz «Chuky» y diseño de Esther Sanz, y que publica Nosolorol, a quienes agradecemos habernos facilitado esta copia para la reseña.

El juego está diseñado para jugar de 4 a 6 jugadores, de más de 14 años, y tiene una duración aproximada de 3 horas por partida.

La caja del juego es de tamaño pequeña, con un inserto de cartón en su interior para organizar los componentes.

A continuación os listamos el contenido del juego:

  • 1 libro de reglas.
  • 2 ruletas marcadores.
  • 1 bloc de fichas de personajes.
  • 2 dados de 16 mm (1 blanco y 1 negro).
  • 30 dados de 8 mm (6 azules y 24 blancos).

Compartimos un vídeo que hemos preparado con el unboxing del juego.

A Taste for Murder es un juego de rol en el que interpretaremos a los diferentes miembros y servidumbre de una familia inglesa, en una campiña en los años 30, en la que morirá uno de los personajes y, entre los demás personajes y el inspector Chapel, deberá descubrirse cuales fueron los motivos del asesinato para así descubrir al asesino.

Mecánica

Los jugadores han de interpretar los diferentes personajes de una familia inglesa y, para ello, realizan una serie de 3 actos narrativos en los que se crea una historia, posteriormente uno de los personajes muere asesinado y, por último, se narran escenas de investigación en las que va tomando forma el sospechoso hasta que se descubre quién es.

Antes de comenzar, cada jugador rellena una hoja de personaje con el nombre de su personaje y y una breve descripción del mismo, que incluya cuál es su posición en la casa, si se trata de algún familiar como el padre, el hijo, el primo, u otro, o se trata de un empleado como el mayordomo o la ama de llaves, entre otros. Después, en el apartado de relaciones e influencia, se escriben el resto de nombres de los otros personajes de la partida y el jugador reparte 6 dados, entre los diferentes personajes, que representan el grado de influencia que tiene sobre estos personajes.

Hecho esto, se toma el dial oscuro y se coloca en la casilla de “Odio”, con el dado negro junto a él, y el dial más claro en “Desesperación”, con el dado blanco junto a este otro. Posteriormente se hace una tirada de dados para saber el tiempo atmosférico que hace y que sirve para poner en situación y ambientar. Después de esta sencilla preparación ya se puede comenzar a jugar el primer acto.

En el primer acto los personajes se encuentran en una escena grupal en algún tipo de actividad adecuada para la ambientación como alguna de las comidas de día, un partido de croquet o una excursión de caza. Esta es una escena grupal, puramente narrativa, en la que los jugadores comienzan a darle forma a la historia. Cuando todos los jugadores hayan podido participar en la escena, uno de los jugadores ha de invitar a otro a una escena aparte, pero en la que los dos jugadores se mantienen sentados en la mesa, por supuesto.

En esta escena aparte mantienen una conversación hasta que, en algún momento, uno de los jugadores trata de influenciar al otro personaje pidiendo que haga algo que no quiera hacer. Esto se simula dando la orden al personaje mientras se le señala con el dedo. Es en este momento, cuando entran en juego las casillas marcadas en los diales ya que los demás jugadores deben votar cuál, de los dos jugadores a parte, ha realizado la mejor interpretación de las indicaciones de cada uno de los diales y otorgarle el dado que corresponda y que sirve para mejorar la tirada de influencia contra el otro personaje, y cada vez que se otorgue un dado por buena interpretación, el dial se mueve a la siguiente casilla. Después de una sencilla tirada se decide si el personaje es influenciado o no, y el jugador que haya perdido mueve un dado de influencia al otro jugador. Así, uno por uno, todos los jugadores mantienen una escena aparte hasta que todos los jugadores hayan tenido la oportunidad de influenciar una vez y se acabe la ronda. Entonces se comienza una escena grupal diferente y se vuelve a realizar una nueva ronda. Tras 2 rondas se produce el asesinato. Cada jugador escribe en un trozo de papel el nombre del personaje que le gustaría que muriese y se saca uno de ellos al azar para seleccionar a la víctima.

En el segundo acto el jugador del personaje muerto continua jugando con el papel del inspector Chapel. Este nuevo acto comienza igual que el anterior, se realiza la tirada de dados aleatoria para el tiempo atmosférico y los personajes se encuentran en una escena grupal en algún tipo de actividad. Esta es una escena grupal, puramente narrativa, en la que los jugadores continúan con la historia. Cuando todos los jugadores, incluido el inspector Chapel, hayan podido participar en la escena, uno de los jugadores ha de invitar a otro a una escena aparte, en la que los dos jugadores mantienen una conversación hasta que, en algún momento, uno de los jugadores trata de influenciar al otro o investigar. Investigar, así como con influenciar, se simula realizando una pregunta al personaje mientras se vuelven las palmas de las manos hacia arriba. Es en este momento, vuelven a entrar en juego las casillas marcadas en los diales ya que los jugadores pueden obtener algún dado que le sirva para mejorar la tirada de investigar contra el otro personaje. Si la investigación tiene éxito el jugador apunta al personaje investigado en una casilla vacía del Historial de Sospechoso, en la parte trasera de la hoja de personaje, y si no tiene éxito se interpreta el final de la escena aparte.

El desenlace comienza cuando haya dos personajes con los Historiales de Sospechosos completos, momento en que el inspector Chapel realiza las acusaciones contra ambos sospechosos y que, por turnos, se defienden dando sus respectivas excusas, en las que tendrán opciones de llevarse algunos de los dados correspondientes a la mejor interpretación del rasgo que haya en ese momento en los diales. Entonces, se realiza una sencilla tirada de dados que decide el jugador que ha sido el asesino. Una vez conocido el asesino se interpreta una escena final en la que arrestan al asesino.

Si os interesa imprimir la hoja de jugador, cuando agotéis las incluidas en la caja, podéis descargar la ficha de personaje en el siguiente enlace.

Opinión

Lo primero que pensamos, al observar la estética de A Taste for Murder, es la de ser un juego de deducción e investigación, nada más lejos de la realidad, ya que realmente es un fantástico juego de rol narrativo e interpretarivo con la esencia y el trasfondo de un murder party inspirado en las novelas de Agatha Christie. El sistema de juego es muy asequible y, es perfectamente adaptable a cada sesión y grupo de juego, con sencillas reglas de asimilar para jugadores que nunca han jugado a un juego de rol narrativo, como para jugadores más experimentados que quieran disfrutar de un juego que mezcla fantásticamente la narrativa y la interpretación.

El elemento más destacable es que se trata de un juego de rol muy narrativo, un excelente juego para narrar y dejarte llevar por la historia, ya que la mecánica implementada fuerza magistralmente a los jugadores a la interpretación para lograr desenvolverse con éxito en sus actuaciones, y la ausencia de director de juego hace que el peso de la partida y la diversión del juego recaiga, a partes iguales, entre todos los jugadores. Por si fuera poco, casi la mitad del manual es material con ambientación para el juego con descripciones de la casa señorial inglesa, la descripción de los diferentes roles de la familia o como era un día en la vida familiar, tanto de familia como del servicio, las cenas formales o el funcionamiento de la servidumbre.

Pensamos que es un juego perfecto para jugadores acostumbrados a los juegos altamente narrativos y de interpretación, que se harán rápidamente con una fantástica trama pero, gracias a su sistema storytelling, también para introducir a nuevos jugadores a los juegos de rol y los juegos narrativos. Además, ¡es un juego fácilmente adaptable para jugar un rol en vivo! Pensadlo bien, una casa rural, algo de atrezo, unos disfraces y, por ejemplo, sustituir el lanzamiento de dados por sacar un número determinado de cartas de una baraja de póquer, y ya tenéis un ReV en el cuál no necesitaréis de personajes no jugadores para disfrutarlo en grupo.

En cuanto a la rejugabilidad, el juego dispone de diferentes variables como son el tiempo o el escenario en que ocurre la historia, por lo que en cada nueva partida la historia se ramifica tomando rumbos muy diferentes, aunque los diales marcan el tono de inicio de las primeras escenas y, en función de su desarrollo, toma un camino u otro pero, ¿quién dice que no se pueda cambiar esta posición inicial de los diales para darle otro enfoque inicial a la historia? Por supuesto, afecta el hecho de ser un juego completamente narrativo y depende de todos y cada uno de los jugadores el crear una nueva historia, por lo que es vital disponer de jugadores con una buena imaginación y predisposición en cada nueva partida.

El aspecto artístico es estupendo, tanto la maquetación como las ilustraciones son realmente magníficas y evocadoras. Queda bastante retratado el hecho de que tanto el ilustrador, como su diseñadora y maquetadora, han puesto amor en la armonía en la estética de este juego.

Nuestras impresiones sobre este juego son excelentes y creemos que es una gran opción para acercar, de una manera sencilla, a los ajenos al mundo de los juegos de rol. Además, es una gran opción para encuentros especiales, en los que se disponga de tiempo para disfrutar de una buena sesión de interpretación como una escapada rural o una sobremesa de una de estas frías noches de invierno que comienzan a llegar.

Hazte con tu A Taste for Murder a un precio excelente en Dungeon Marvels.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

Alguien va a cometer un asesinato en una apacible mansión de la campiña inglesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s