Reseña de Walpurgis, el retrojuego de rol de fantaterror

walpurgis

¿Alguna vez has soñado con encarnar a un hombre maldito? ¿Te gustaría ser un macarra post-apocalíptico durante una epidemia zombi? ¿Sueñas con visitar castillos infestados de murciélagos gigantes y descubrir los monstruos que han ensamblado en sus mazmorras? ¿Estás preparado para enfrentarte a una amenaza venida de otros planetas (aunque sean Marte o Venus)? ¿Añoras los tiempos en los que llevar pantalones de campana era moderno, existían los cines de barrio y en sus pantallas el sirope de fresa aguado y las ideas más peregrinas convivían en una explosión de creatividad inigualada e impredecible?

Walpurgis es un juego de rol de fantaterror escrito por Víctor Conde, e ilustrado por Pedro Belushi, fundado recientemente en campaña de micromecenazgo y que se edita bajo el sello editorial Saco de Huesos, a quienes agradecemos habernos facilitado esta copia para la reseña.

Víctor Conde ganó el Premio Minotauro y el Premio Ignotus con Crónicas del multiverso, es el autor de obras como El teatro secreto, El códice de las brujas, Hija de lobos, Naturaleza muerta o He oído a los mares gritar mi nombre y, además, de librojuegos como Campamento vampiro.

Saco de huesos es una modesta editorial dedicada a la narrativa fosca en formato de relatos, novelas, librojuegos, cómics o relatos ilustrados, y que conocemos gratamente por sus librojuegos de los cuales reseñamos hace un tiempo el primero de la serie Expediente Z, Infección, y Roñan el Fárfaro de Ricard Ibáñez.

El libro está realizado en encuadernación en cartoné, cosida y encolada al lomo, con cubierta a todo color, de tamaño A5 en formato apaisado, y 206 páginas, interior en blanco y negro, redactado a doble columna y con fotogramas e ilustraciones de las más famosas películas de fantaterror en que se ambienta el juego.

El Juego

Walpurgis es un juego de rol de terror ambientado en las películas del género conocido como fantaterror, que el autor define como un género de horror en producciones que rebosaban imaginación, ingenio, sensualidad y originalidad y que estremecieron a una generación entera, como sus zombis templarios o el incombustible Doctor Orloff.

La obra arranca con una introducción sobre el fantaterror y una filmografía recomendada, algo que será conocido para muchos de los lectores, aunque para otros no tanto por lo que será una fantástica fuente de ideas para realizar muchas sesiones de juego, seguido por un presentación de Walpurgis con recomendaciones de donde y como jugar.

En Walpurgis los personajes se enfrentan a muchos de los monstruos clásicos del cine incluidos en un bestiario con vampiros, licántropos, momias, zombis, brujas, lobos, sectarios, enjambres de murciélagos, mutantes, robots, asesinos, demonios, ángeles caídos y hasta el monstruo de Frankenstein o Mr. Hyde, un fantástico elenco de monstruos. ¿Qué sería un juego de rol sin villanos a los que enfrentarse, no?

El libro incluye 5 aventuras listas para jugar, sencillas pero muy inmersivas en la ambientación de fantaterror, con vampiros, hombres lobos, cultistas y hasta extraterrestres, que son fantásticas para la introducción al género. Además, se incluye un capítulo con ideas para realizar aventuras en el que se dan diferentes semillas a desarrollar, algo que muchos directores de juego disfrutarán.

El sistema de juego es el llamado alineación de dados diseñado por el autor del juego. Un sistema que emplea dados de cuatro, seis, ocho, diez y doce caras, y que pretende ser dinámico para empezar rápido a jugar, a la vez que permita realizar acciones fantásticas para lograr ese ambiente imprevisible del cine de fantaterror. Un sistema a favor de la interpretación y narrar una buena historia.

La creación del personaje es muy rápida, los personajes se definen por cinco atributos básicos, Fuerza, Destreza, Vigor, Coeficiente Intelectual e Interacción, a los que se les asocia uno de los cinco pares de dados entre 2d4, 2d6, 2d8, 2d10 y 2d12, y cuanto más alto es el par de dados asociado mejor es ese atributo. Los jugadores también pueden escoger entre los muchos diferentes arquetipos de personaje existentes, como intrépido reportero, informático excéntrico o escritor de novelas de terror, entre otros, que indican que atributos básicos tiene ese personaje, ideas para interpretarlo, las capacidades especiales que tiene e, incluso, como debería ir vestido a la partida el jugador que lo interprete.

El sistema de tiradas para desafío funciona igualando o superando la dificultad que supone dicho desafío. Los diferentes niveles de desafío son de 5 para una acción fácil, 10 para una dificultad moderada, 15 para algo difícil, 20 para una extrema, 30 para una proeza apoteósica y 40 para una acción realmente imposible, algo que el autor denomina simpáticamente como el nivel “Estás de coña”.

Aquí es donde se aplica la alineación de dados que da nombre al sistema, ya que si al realizar la tirada en ambos dados sale el mismo número, se vuelve a lanzar un dado y se suma el resultado, y así sucesivamente, si vuelves a sacar el mismo número, vuelves a sumar y tirar, así hasta que sea diferente, pudiendo llegar a lograrse proezas muy épicas y qué se darán en las características más débiles debido a ser las que estadísticamente hay más posibilidades al tener un número inferior de caras los dados.

Opinión

Walpurgis, después de la lectura completa de la obra, me ha parecido un juego con una estupenda ambientación y con un sistema sencillo y asequible, para lograr el objetivo de crear una buena historia. Las 5 aventuras incluidas son fantásticas ya que son sencillas, muy inmersivas en el género del juego, y permiten introducirse muy bien al juego. Es algo fantástico el disponer de un libro básico con tantas aventuras para comenzar a jugar.

El aspecto gráfico está muy bien, encuadernación en cartoné, una maquetación muy cuidada, con fondos de fácil lectura, y con evocadoras ilustraciones de los más famosos films de fantaterror, es ojearlo y ya empiezas a pensar en historias de terror. Como crítica, únicamente añadiría que la obra hubiera sido mucho más espectacular con su interior en color, ya que las imágenes mostradas durante la campaña lucían mucho más en color, algo que no pudo alcanzarse por presupuesto, aunque creo que es algo que no ensombrece para nada la obra. El hecho de que el manual sea en formato cuartilla, apaisado en este caso, personalmente me parece fantástico ya que para mi es el formato más manejable para dirigir partidas a cualquier juego de rol.

Walpurgis es un gran juego, una estupenda ambientación para dirigir y jugar muchas y diferentes sesiones de juego, además con un muy buen sistema, que persigue el objetivo de crear entre todos una muy buena historia de fantaterror. Además, es un juego que será las delicias para todos los aficionados al cine de terror de serie B, con el que revivir aquellas películas de los años 60, 70 y 80, que tanto nos hicieron disfrutar de niños.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

Sus historias suelen ser efectistas, desenfadadas, con más acción que investigación y con elementos propios característicos, como el humor, cierto nivel de horror gráfico o el erotismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s