Reseña de Gran Hotel Austria

gran-hotel-austria

A principios del siglo XX, Viena fue una de los mayores centros de Europa. Artistas, políticos, nobles, ciudadanos y turistas poblaban las calles de esta ciudad, y el emperador los gobernaba a todos. Estás en medio de la Viena de la Edad Moderna, probando suerte como hotelero. Para ello, deberás expandir tu modesto hotel y preparar nuevas habitaciones. Mientras tanto, tus huéspedes necesitan excelentes viandas. Asegúrate de que todos y cada uno de ellos reciban un plato y bebida apropiados. Puede que necesites personal adicional. A pesar de todo esto, no olvides dar pleitesía al emperador, o caerás en desgracia muy pronto.

Gran Hotel Austria es un juego diseñado por Simone Luciani y Viginio Gigli, e ilustrado por Klemens Franz, ilustrador de juegos como Isla de Skye y Oh my Goods!, y que edita SD Games en colaboración con Gen X Studio. Aprovechamos para agradecer a SD Games el habernos facilitado amablemente una copia del juego para la reseña.

El juego está diseñado para jugar de 2 a 4 jugadores de más de 12 años y tiene una duración aproximada de 60 a 120 minutos por partida.

La caja del juego es de tamaño mediana (317x226x71mm), sin ningún inserto en su interior y trae unas bolsitas de cierre hermético para guardar los componentes.

A continuación os listamos el contenido del juego:

  • 1 Tablero de Acciones
  • 1 Tablero de Juego
  • 4 Tableros de Hotel de doble cara
  • 56 Cartas de Huéspedes
  • 48 Cartas de Personal
  • 12 Cartas de Política
  • 4 Cartas Resumen
  • 9 Losetas de orden de turno
  • 84 Losetas de habitación
  • 120 cubitos de madera de Platos y Bebidas
  • 1 Marcador de Ronda
  • 14 Dados
  • 24 Discos de Madera
  • 12 Losetas de Emperador
  • 1 Cubo de Basura
  • 4 Marcadores de Puntos Victoria
  • 1 Reglamento

gran-hotel-austria-7

Gran Hotel Austria es un juego en el que los jugadores representan aventurarse como hoteleros en la Viena de la Edad Moderna. Para lograr un próspero negocio, los jugadores durante la partida deben conseguir clientes, traerlos a su terraza, atender sus demandas indicadas en la carta y, una vez atendidos, proporcionarles una habitación en el hotel. Todo esto mientras gestionan los recursos necesarios en la cocina para atender a nuevos clientes y preparan habitaciones sin descuidar sus relaciones políticas y con el emperador.

Mecánica

Gran Hotel Austria se juega con 2 tableros comunes a todos los jugadores y un tablero que representa el hotel personal de cada jugador. El tablero de juego común es donde van ubicadas las cartas de política de la partida, las losetas del emperador, las cartas de huéspedes, el contador de puntos del emperador y el marcador de puntos general de los diferentes jugadores. El tablero de acciones muestra las acciones disponibles a realizar por los jugadores. El tablero de hotel, de cada uno de los jugadores, muestra que habitaciones disponibles, preparadas y ocupadas hay, un marcador económico del jugador, el acopio de los platos de comida y bebidas en la cocina y la terraza en la que esperan ser atendidos los clientes.

En cada ronda los jugadores juegan 2 veces, la primera en sentido horario y la segunda en el orden inverso, de esta manera una partida a 4 jugadores el primer jugador participaría en como primer y octavo jugador, el segundo jugador como segundo y séptimo, el tercer jugador como tercer y sexto y el cuarto sería como cuarto y quinto. Un sistema de turnos que persigue traer el equilibrio entre jugadores durante el turno.

Al inicio de la ronda el jugador inicial lanza los dados y los agrupa según el número obtenido en sus caras, colocándolos sobre el tablero de acciones, ya que están serán el tipo (según el número del dado), y número de acciones (según el número de dados), que los jugadores pueden realizar durante su turno de juego.

En su turno los jugadores pueden opcionalmente coger un huésped del tablero de juego común, gratis o pagando su coste si es el caso, para colocarlo en una de las mesas de la terraza de su hotel, a la espera de ser atendido, y la otra acción es coger un dado del tablero de acción con el número asociado a la acción que desea realizar y ejecutarla.

Las acciones disponibles son tomar platos de comida o bebidas para acopiar en la cocina de la cafetería o servir directamente a los clientes, preparar un habitación del hotel, avanzar casillas en en el contador del emperador o de dinero, jugar una carta de personal o ejecutar cualquiera de las anteriores pagando una corona. Adicionalmente los jugadores disponen de acciones extra pagando como añadir uno al número de dados de la acción escogida, aumentar hasta 3 platos de comida y bebidas de la cocina, o sin pagar como colocar un disco de madera en una carta de política, usar una carta de personal o mover a un huésped ya atendido en la terraza a una habitación vacía. Los jugadores también pueden escoger pasar temporalmente y esperarse a que el resto de los jugadores pase o realice sus dos acciones para que el jugador, con el número de orden de turno más bajo, vuelva a lanzar todos los dados menos uno y jueguen todos los jugadores que habían pasado.

Durante los diferentes turnos de la partida los jugadores deben gestionar sus recursos para conseguir clientes, traerlos a su terraza, disponer de platos de comida y bebidas en la cocina, atender sus demandas indicadas en la carta y, una vez atendidos, prepararles y proporcionarles una habitación en el hotel, sin descuidar sus relaciones políticas y con el emperador.

Además, cuando todas las habitaciones de un mismo grupo del hotel se encuentren ocupadas, el jugador recibe un bono en avances del contador del emperador para las habitaciones amarillas, puntos de victoria para las habitaciones azules y coronas por las habitaciones rojas, en función del tamaño del grupo, cuanto más grande es mayor recompensa se obtiene.

Las cartas de política muestran diferentes requisitos y qué, cuando los jugadores cumplan, podrán colocar uno de sus discos de madera sobre la carta y recibir los correspondientes puntos de victoria.

Al final de las rondas 3, 5 y 7, se hace un recuento de puntos del Emperador y cada jugador recibe puntos de victoria en base al valor indicado debajo de la casilla que ocupa su disco de madera.

El juego se divide en 7 rondas, al final de la última ronda se hace un recuento de puntos, entre los que añaden las cartas de personal, habitaciones ocupadas, coronas, platos y bebidas sobrantes, y huéspedes en la terraza de la cafetería. Gana el jugador con más puntos de victoria.

Opinión

Gran Hotel Austria se trata de un eurogame de peso medio con mecánica de gestión de recursos y gestión de mano.

El nivel de interacción entre jugadores tiene un sutil peso durante el juego, es posible pagar mas para conseguir los mejores clientes o estudiar la estrategia de los rivales para emplear los dados de sus acciones necesarias, pero algunas acciones realizadas a conciencia para entorpecer a nuestros rivales frenaría el juego propio en muchos casos.

En cuanto a los entreturnos no son especialmente cortos, es un juego que funciona magníficamente a 2 ó 3 jugadores pero no es especialmente ágil para partidas a cuatro jugadores en las que el primer jugador participará en el orden como primero y octavo, y que debe esperar durante 6 turnos de juego para volver a jugar. Dicho de otra manera, a 2 ó 3 jugadores funciona como un reloj con esperas nada exageradas entre turnos aunque, para mantener una partida ágil, sería altamente recomendable jugar con jugadores experimentados en este juego y sus mecánicas para partidas a cuatro jugadores.

La rejugabilidad tiene un grado muy alto ya que tableros de hotel a doble cara, para jugar partidas simétricas o algo más asimétricas entre jugadores, 56 cartas de huéspedes, 48 cartas de personal y 12 cartas de política, además del fantástico sistema aleatorio de dados para las acciones disponibles, generan un buen número de combinaciones posibles con partidas irrepetibles.

El aspecto gráfico del juego es muy bonito, unos tableros preciosos, magníficas ilustraciones de las cartas de huéspedes y del personal, cubitos en madera de colores, todos los componentes de muy buena calidadcuidados al detalle. A nivel gráfico solo quedan un poco atrás las cartas de política en las que solo aparecen valores, y que se quedan atrás respecto a las bonitas ilustraciones del resto de cartas, que por 12 cartas que hay de política, se podían haber ilustrado a algunos políticos o edificios relacionados para una mejor inmersión y visión general del tablero.

Personalmente, nuestras impresiones después de nuestras primeras partidas es que es un juegazo. Un juego con sencillas mecánicas pero con muchos factores a tener en cuenta que le da mucha profundidad. Eso sí, un juego que recomendaría para jugadores ya familiarizados con algunas de las mecánicas del juego.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

¡Encara el reto y convierte tu humilde hotel en el Gran Austria Hotel!

3 comentarios en “Reseña de Gran Hotel Austria”

  1. Me encantan los juegos de gestión de recursos. Este en concreto no lo conocía, pero sí es cierto que al tener tantos factores que pueden influir para ganar una partida se suele notar la experiencia de quien ya ha jugado con estos sistemas. Hay quien se marca verdaderas estrategias.
    ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s