Reseña de Dungeon!

20161117_194054

Explora habitaciones y cámaras, lucha y vence a esqueletos, kobolds y otros monstruos  de mal vivir que acechan en la oscuridad, y cuando tengas el suficiente tesoro vuelve al gran vestíbulo y escapa de la mazmorra… ¡antes de que sea demasiado tarde! Ah, y sobre todo, lleva tus propios dados porque te vas a hinchar a lanzarlos.

Pues sí jugones, no es que se me hayan acabado las novedades, pero estos días voy un poco más liado de lo habitual, y al no poder meterle mano a muchas de las más recientes novedades que me miran de soslayo desde mi ludoteca cuando marcho a trabajar, os traigo una breve reseña de un juego que, pese a su sencillez, sorprendentemente me encanta, Dungeon!

Dungeon! es un juego basado en Dungeons & Dragons que fue editado por primera vez en el año 1975, y que ha sido reeditado en diferentes ediciones hasta llegar hasta esta edición que os muestro del año 2014, editada por los actuales licenciatarios de D&D, Wizards of the Coast.

20161117_194539

Así como introducíamos, Dungeon! imita el sistema de mazmorreo de D&D para así convertirlo en un juego de mesa apto a todos los públicos, aunque llevándolo a un nivel de simplificación que casi alcanza lo absurdo pero que sí, a pesar de eso, me gusta.

En el juego encarnamos uno de los famosos arquetipos de los juegos mazmorreros de hoy y de siempre, un pícaro, un guerrero, un clérigo o un mago, o los mismos arquetipos es su versión femenina, una pícara, una guerrera, una clériga o una maga. Los personajes son iguales excepto la peculiaridad de los magos en lanzar hechizos y de los pícaros en poder abrir puertas secretas con más facilidad que el resto de los personajes. Una vez escogido el personaje los jugadores colocan sus peones en la gran sala denominada “Great Hall”, ubicada en el centro de la mazmorra, que es donde comienzan la partida.

20161117_194355

Los jugadores por turnos deben moverse por la mazmorra a través de pasillos, puertas secretas, habitaciones y cámaras, pelarse a todo bicho viviente y llevarse su tesoro, así hasta llegar a la meta de tesoro personal que tiene que alcanzar cada uno de los arquetipos para ganar la partida, y correr de vuelta a la cámara inicial donde comienza el juego. Para ello disponen de un movimiento de hasta 5 casillas, si circulan por corredores no pasa nada, pero si entran en una sala sin explorar se encuentran con un bicho que derrotándolo en combate le roban su tesoro. En las cámaras, habitaciones algo más grandes que las otras salas, también aparecen monstruos pero estos no otorgan tesoro aunque se deba luchar contra ellos igualmente.

En los combates, la carta del monstruo muestra diferentes números a alcanzar para ser eliminados para cada uno de los arquetipos, el jugador lanza 2D6 y si iguala o supera ese valor el monstruo es eliminado y se queda su tesoro, si no lo derrota se tira 2D6 y una tabla al pie del tablero indica que le hace el monstruo, que puede ser desde nada a matarlo. ¿Aleatoriedad? En absoluto, justicia divina.

20161117_194406

Además el mapa se encuentra dividido en zonas por niveles de dificultad y cada uno de los personajes tiene una zona de confort, ya que los monstruos en función del nivel de la zona en que se encuentren ubicados son más duros o asequibles para un arquetipo de personaje u otro.

Y ese es básicamente el sistema de juego, algún equipo especial en las cartas de tesoro, como algún arma mágica o algún tipo de artefacto para conocer el bicho que hay dentro de una sala antes de entrar, pero por lo demás la mayoría de botines constan tesoros en monedas.

Opinión

Dungeon! puede parecer un sin-sentido, un mata-mata o un tira-dados, en una carrera en la que el azar y el descontrol hacen mella del más táctico de los jugones, pero tiene cosas que hacen que me guste como el rápido ritmo de la partida o la duración de las mismas, el saborcito dungeonero añejo que desprende, la facilidad de sacarlo a mesa, la poca concentración que requiere, la relajación de saber que por mucha estrategia que le eche una tirada me puede dejar fuera de la partida o la de colorines que tiene el tablero.

Es un juego fácil de aprender y de explicar a los amigos después de cenar y hacer rápidamente un par de partidas, y con los que hemos jugado siempre han quedado con ganas de repetir.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

Ah, y sobre todo, lleva tus propios dados, porque te vas a hinchar a lanzarlos.

4 comentarios en “Reseña de Dungeon!”

  1. Ya se que puede parecer una tontería, pero para mi, Dungeon!, es un juego entrañable. Tengo tres ediciones, la del 81–que aparece en una escena de la série Stranger Things–, New Dungeon del 1992 y esta versión que has comentado. He pasado momentos muy divertidos con mis hijos jugando este juego.

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenas Joaquin y muchas gracias por pasarte. Sí, como ves opino lo mismo que tú, un grado alto de alatoriedad, sí, pero hace pasar momentos muy divertidos. Tampoco se me escapó la imagen de Stranger Things con este juego en la caja 😉 Un saludo amigo!

      Me gusta

    1. Hola Lidio! Me alegra que te guste el juego. Nosotros no lo tenemos enfundado pero no está de más. Te recomiendo que pases por alguna tienda especializada (o escribas por email) solicitándoles asesoramiento de cuál es el modelo idóneo, ya que ellos están muy habituados. Espero que disfrutes de Dungeon! Gracias por pasarte y un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s