Entrevista a Eduard García

Edu KrueggerEduard Garcia fue el ganador del primer concurso de módulos de Joc Internacional con su Cristal de Bohemia para La Llamada de Cthulhu, traductor de Stormbringer y director de la revista Líder de Joc Internacional y en la última etapa con La Caja de Pandora. Además llevó durante un tiempo el programa radiofónico Las Puertas de Anubis en Radio Contrabanda. Eduard es otro de los grandes de nuestro país en la difusión de los juegos de rol.

Eduard García Castro

Natural de: Barcelona (del barrio de Gracia, para más señas).

Fecha de nacimiento: un 7 de agosto de hace más o menos medio siglo.

Web: Nada que tenga que ver con los juegos.

Club de rol: Tarantela.

Libro favorito: Bufff. Imposible responder a esto. Muchos y muy distintos. El último que mereció entrar en mi estante preferente, Yo fui Johnny Thunders (Carlos Zanón, RBA, 2014). Por no esquivar, y entendiendo que preguntas por los libros que han inspirado universos de juego, mis favoritos son los del Mundodisco de Terry Pratchett (el autor del que tengo más libros en casa) y los del multiverso de Michael Moorcock. Lovecraft también estaría en el podio, aunque hace mucho que no leo nada suyo.

Juego de rol favorito: Son dos, La Llamada de Cthulhu y Stormbringer.

Juego de mesa favorito: Como “favorito por más practicado” supongo que te debería citar el Risk. Nunca jugué mucho a wargames, aunque tenga bastantes. Era más coleccionista que jugador.

Juego de cartas favorito: “Favorito por más practicado” Magic sin duda. “Favorito por concepto” (aun con la frustración de no haber encontrado gente con la que jugar), Mitos.

Juego de miniaturas favorito: Bloodbowl. Era la versión deportiva del Warhammer, una simulación de fútbol americano con jugadores propios de los mundos de fantasía. Jugado en liga era realmente divertido.

Juegos y Dados – Buenas Eduard, mis más sinceras gracias por colaborar con nosotros. Es un placer muy grande poder tenerte aquí. Después de la entrevista a Mar Calpena, fue ella quien nos invitó a ser tú el siguiente. Qué opinas de eso?

Eduard – Pues me parece muy bien… y muy normal. Si me hubieras preguntado a mí, seguro que también te hubiera citado a ella o a Dani Alento, por el tiempo compartido en Lider.

Juegos y Dados – Eres químico y fuiste escritor de artículos y módulos de juegos de rol, director de una de las revistas roleras de más prestigio en nuestro país en sus diferentes etapas e incluso trabajaste en la Radio. ¿Cuál de estos trabajos has disfrutado más estos años?

Eduard – Cuando se habla de trabajo siempre hay ese limbo conceptual de si el término implica que haya un sueldo de por medio…  o si con haberle dedicado sangre-sudor-y-lágrimas ya es suficiente. Básicamente he vivido siempre de trabajos asociados a mis estudios, pero es cierto que también he vivido del juego durante unos años, cuando trabajé en Joc Internacional. También la música me ha dado dinero, aunque nunca para vivir con dedicación exclusiva. Tengo la suerte de que he disfrutado en todos ellos. Como es normal, en todos ha habido momentos más creativos o de mayor reto (que son los que mejor recuerdas) y otros más sosos (o directamente chungos), pero no me gusta la nostalgia y prefiero creer que lo más divertido me llegará mañana.  

Juegos y Dados – Háblanos un poco de tus inicios en los juegos de rol. ¿Cómo fue?

Eduard – Conocí los juegos de rol por revistas francesas (Jeux&Stratégie, Casus Belli), que compraba cada vez que cruzaba los Pirineos por sus artículos sobre juegos de tablero. En ellas encontraba regularmente historias de una cosa tan rara como aparentemente excitante que se llamaba Dungeons and Dragons. Por eso nada más fue publicado D&D en España (1985) me compré la caja y empecé a dar la brasa a todos mis amigos para jugarlo. Rápidamente conseguimos montar un grupo estable, que solíamos jugar los domingos de resaca.

Cuando en el 88 se publicó La Llamada de Chtulhu, ya nos tiramos de cabeza. Y entonces empezamos a ir a las muchas jornadas que se iban celebrando en la ciudad, tanto a las grandes como a las que montaban los clubs.

Juegos y Dados – Los roleros, partida tras partida acabamos formando fuertes vínculos. ¿Pertenecías en aquella época a algún club o grupo de juego?

Eduard – Al publicarse D&D en castellano y, sobre todo, cuando Joc empezó a sacar títulos, se empezaron a crear por Barcelona de forma independiente varios grupúsculos, que nos íbamos viendo en las jornadas. Como en las jornadas todos iban en equipo, nosotros también nos pusimos nombre: Tarantela (que creo recordar era un bicho de D&D que te permitía hacer trampa con los dados). Pero conste que nosotros nunca lo vivimos como la mayoría de ellos. Algunos grupos estaban muy organizados, haciendo de esto su vida (o al menos el centro su tiempo libre), alquilando pisos donde ir a jugar, publicando fanzines,  nombrando presidentes y tesoreros. Otros eran más caóticos y veían en esto un rollo apasionante… al que lanzarse cuando no había una fiesta o un concierto. Los Tarantela éramos de los segundos.

Juegos y Dados – ¿Qué recuerdas de la época de otros clubs amigos?

Eduard – Realmente desafías mi memoria con esta pregunta. Visitamos más de una vez Auryn, para jugar Cthulhu con Ricard Ibáñez. Y también había una simpatía especial por los Sturmtruppen, que eran como nosotros del sector más gamberro. Pero básicamente nos veíamos con la gente de los demás clubs solo durante las jornadas.

roleando

Juegos y Dados – Esta pregunta ya es una clásica para los entrevistados, pero en todo este tiempo habrás dirigido o jugado y habrás coincidido con los demás grandes roleros de la época. ¿Hay alguna anécdota simpática que puedas explicarnos?

Eduard – Anécdotas hay muchas, pero te destacaré la primera vez que salimos del armario. Se acababa de publicar el Cthulhu, visitamos por primera vez unas jornadas y nos apuntamos a un torneo. Arrancamos la partida con toda la ilusión del mundo y en 10 minutos estábamos todos muertos, por culpa de un bocazas (conste que no era de los nuestros) que habló demasiado en la guarida de unos sectarios. Fue un punto frustrante… pero también fue decir “uau… esto va en serio”. Piensa que veníamos de jugar tres años a D&D (básico), juego entrañable por pionero, pero donde la habitual sobredosis de tesoros mágicos hacía que la sensación de jugarte el cuello fuera mínima. Lo de ver que tu personaje podía morir, de forma rápida e inapelable, fue el toque necesario de adrenalina para conseguir el cóctel perfecto.

Juegos y Dados – Recordarás los “Día del Joc” que se realizaban en Barcelona. Los recuerdo como un estupendo acontecimiento, partidas de rol abiertas, podrías apuntarte como jugador o director, conocer gente y ver a famosos de esto del rol. ¿Es posible que se vuelvan a vivir jornadas como aquellas?

Eduard – No sé qué contestarte, porque hace mucho que estoy fuera del circuito. Me temo que no, porque era algo (ciertamente estupendo) fruto de su momento. Para que el evento sea grande, convocando a miles de personas, entiendo que sin duda haría falta que una editorial apostara en serio por ello (como hizo Joc en su día). Tú que lo sigues de cerca, si ves que se celebra algo parecido avísame y vamos.

Juegos y Dados – Joc Internacional presentó su primer concurso de módulos, te presentaste y ganaste con Cristal de Bohemia para La Llamada de Cthulhu. Tuvo que ser genial, ¿no?

Eduard – Desde luego fue una agradable sorpresa. Por si mismo… por el reconocimiento que significaba ver publicada tu historia y porque el premio me lo comunicó Jordi Zamarreño, que entonces era para nosotros un gurú al haber traducido el juego.

Pero, visto en perspectiva, también fue importante porque me permitió “conocer y darme a conocer” en el mundillo.

Por un lado conocí a Pepe López Jara (entonces redactor jefe de Lider, que estaba en el jurado), con quien luego jugaríamos todas las grandes campañas de Cthulhu. Por si hace falta decirlo, esto son muchas horas juntos (y muy bien aprovechadas).

Por otro lado, entré en contacto con Joc Internacional, donde acabaría trabajando.

No hay duda que todo esto empezó con Cristal de Bohemia.

Juegos y Dados – Empezaste los primeros trabajos en Joc Internacional traduciendo los libros de Stormbringer. ¿Que tal fue aquello?

Eduard – La fase de preparación de la publicación de Cristal de Bohemia, me puso en contacto regular con Francesc Matas. Se interesó por cuál era mi juego favorito y le dije que era Stormbringer. Lo había publicado por Chaosium y estaba basado en el multiverso de Elric de Melniboné, de Michael Moorcock. Elric era el anti-héroe perfecto y Stormbringer el anti-D&D. Un juego en que lo mágico te corrompe, con el mismo sistema D100 del Cthulhu.  Nuestro grupo nos volcamos en él sin dudarlo y tenía en casa todo lo que se había publicado hasta la fecha. Se lo debí vender bien, porque le convencí para publicarlo. Y él me convenció a mí para traducirlo.

Para mí fue un trabajo apasionante. Yo era fan total de la saga, con lo que eso era como entrar a formar parte de un mundo que conocía al dedillo. Además, el editor de la versión francesa (Oriflam), había generado bastante material propio, con lo que nosotros sacamos la versión más completa del momento, aunando el material original americano con lo creado en Francia e incluso añadiendo algo de cosecha propia.

Juegos y Dados – Creo que poco después llegó tu dirección de Lider si no estoy equivocado. ¿Qué tal esta etapa?

Eduard – El contacto con la revista empieza para el lanzamiento de Stormbringer, ya que preparé un dossier de presentación del juego (Lider 19). La anécdota es que para estos artículos me hicieron colaborar con una encantadora joven promesa de la ilustración… Albert Monteys (estos fueron los primeros dibujos que publicó en su vida).

En el siguiente número (Lider 20, diciembre 1990) ya estaba yo como director… hasta el Lider 47 (mayo 1995), donde ya aparece Enric Grau como co-director (y lo seguiría él en adelante).

La oportunidad me llegó por suplencia. A Pepe Jara le salió curro en Madrid, para ser el redactor jefe de la primera edición española del Cosmopolitan. Lider quedaba huérfana y él le propuso a Francesc Matas que yo podría ser la persona indicada para seguir con la revista tras su marcha. Me lo propusieron… y creo que tardé un minuto en aceptarlo. Lo dejé cuando empecé a trabajar a tiempo completo en Joc Internacional, porque entendí que no era correcto seguir decidiendo los contenidos de la revista una vez en plantilla de la editorial.

Cuando los chicos de Pandora/Crom recuperaron la cabecera, me llamaron para que les acompañara en la aventura, con lo que volví a meterme en el lio… pero, siendo sincero, estando ya mucho menos encima (ya no jugaba regularmente).

La experiencia fue fantástica. Durilla también (lo sabe cualquiera que haya estado implicado en un cierre), pero muy interesante… sobre todo por lo que te permite conocer del sector en primera persona: autores, editores, juegos en desarrollo.

Y también por el contacto con los que siguen la publicación. Solo os invito a recordar que hablamos de antes de internet. Yo contestaba de puño y letra a todas las cartas de clubs o colaboradores… y las mandaba por correo (postal). Pensar en esto ahora me hace viejo de golpe. Pero al mismo tiempo creaba unos vínculos muy especiales con los colaboradores habituales de fuera de Barcelona (abrazo especial a Juan Lillo, si por remota casualidad acaba leyendo esto).

Con los colaboradores locales, al menos la comunicación se solía llevar a cabo con unas cervezas de por medio (aquí el abrazo especial va para Ricard Ibáñez y Lluis Salvador).

Haciendo repaso de los cinco años en Lider no puedo dejar de citar el triste incidente del asesinato en Madrid. Eso me mostró que ser un medio especializado conlleva una  responsabilidad no solo “hacia dentro” (para con los que normalmente te leen) sino también “hacia afuera” (frente a quien no lo conoce). Los medios generalistas necesitaban saber de qué iba todo esto del rol, y muchos acudieron a Ricard Ibáñez (como autor del primer juego de rol nacional) y a mí (como director de la revista especializada de referencia). Fue una verdadera locura, nos hartamos de dar a entrevistas. Quiero creer que servimos para equilibrar la balanza… aunque también fue una lección vital para constatar que no hay peor sordo que el que no quiere escuchar.

Juegos y Dados – ¿Qué anécdotas nos cuentas con tus chavales de Líder? ¿Qué tal con Mar Calpena? ¿Y Daniel Alento?

Eduard – Anécdotas hay mil y una. El problema es la memoria. La realidad es que la redacción-de-facto de Lider era mi casa… y en momentos de cierre se podría decir que ellos vivían conmigo. Mar y Dani especialmente, pero también Francisco Garea, Salva Tintoré, David Revetllat y otros que seguro (injustamente) me olvido.

Cuando me hice cargo de la revista lo primero que pedí fue poder contar con una estructura profesional de redacción, porque no hay un camino más corto a la pérdida de salud mental que tener una fecha de cierre y que todos los colaboradores escriban por amor al arte. Probé primero con Carlos, un amigo periodista, que no acabó de cuajar. Y luego ya llegó Dani. Y luego Mar. Seguimos contando con muchas colaboraciones voluntarias (e imprescindibles), pero al menos había dos a los que pisarles el cuello y que no salieran de mi comedor hasta tener el número cerrado. Esto deja huella, es como hacer la mili o viajar juntos al fin del mundo. Eso sí, conste que no todo era sufrimiento. También había cenas relajadas “post-parto”. Y en mi nevera nunca faltó la cerveza.

Ahora que lo pienso, la anécdota triste es que creo que con ellos dos no he llegado a jugar ninguna partida de rol. Tiene guasa. En fin… aquello de que “en casa de herrero, cuchara de palo”.

Juegos y Dados – Después ya pasaste la dirección de Líder a Enric Grau y te enfrascaste en otros proyectos de Joc Internacional como el juego de cartas de la Tierra Media de Tolkien de ICE, ¿verdad?

Eduard – En efecto. Durante los años de Lider tenía otro trabajo. La verdad es que la publicación de juegos de rol vivía un auge, pero tampoco daba para grandes estructuras. Pero la llegada de Magic y los juegos de las cartas coleccionables cambió el escenario. En este momento fue cuando Joc me hizo su propuesta y me incorporé a la empresa.

Seguíamos publicando rol, pero no hay duda que el proyecto más interesante fue el lanzamiento del juego de cartas coleccionables de El Señor de los Anillos. Por todo. Por haber estado implicados en el diseño (el lanzamiento en castellano fue simultáneo al original, y coordinamos aquí un par de equipos de playtesting), por la producción misma (ilustraciones, traducción, citas), por el marketing asociado (la revista de apoyo, los equipos de demostraciones, la organización del primer campeonato mundial con final en Oxford, en las aulas de Tolkien) e incluso por la propia parte de ventas (cuando en su salida plantamos cara a Magic, algo a priori inimaginable). También tuvo, eso sí, su lado oscuro, ya que la excesiva inversión en este producto (la segunda edición, en concreto) fue el lastre que acabó provocando el cierre de la empresa.

Gary con Eduard

Juegos y Dados – Me parece que has sido de los pocos de hacer una entrevista personal al maestro de maestros, Gary Gygax. ¿Qué tal fue la experiencia?

Eduard – Esta podría ser sin duda una de las mejores experiencias que me dio el paso por la revista. Gary Gygax se inventó todo esto al publicar Dungeons and Dragons. Todos hemos tenido en la mano desde el primer día un dado de 20 caras, pero a él fue a quien se le ocurrió usarlo. Por lo tanto, poder hablar relajadamente con él y oír la historia de su propia voz fue un auténtico placer. Fue también, todo hay que decirlo, una oportunidad cazada al vuelo porque nunca hubiera podido plantear a Lider ni a la editorial un desplazamiento para entrevistarle en los USA. Pero acababa de publicar un nuevo juego y leí que iba a presentarlo en unas jornadas en Paris… y hasta aquí sí que llegó el presupuesto.

Juegos y Dados – Llegaste a trabajar en la Radio Contrabanda presentando Las Puertas de Anubis, tuvo que ser una experiencia ¿no?

Eduard – Jajaja. Si, es cierto. Esto fue en el 93, todos los miércoles de ese año, casi a medianoche. Ya ves que no se puede considerar un programa de máxima audiencia (ni por emisora ni por horario). Simpático que lo comentes, pero si fuera sólo por esto no me hubieras entrevistado. En cualquier caso fue una experiencia divertida. Planteamos el programa con el jueguecito obvio de la expresión “rock and rol”, hablando de música y de juegos de rol. Sirvió para traer a algunos amigos y para ir contando lo que pasaba en la ciudad, en los dos campos (tanto conciertos como jornadas). Puro proselitismo altruista.

Las puertas de anubis 1993

Juegos y Dados – Llegó el fin de aquella época dorada del rol en los 90’ de España. Actualmente, las grandes compañías de rol están viviendo una época en que parece resurgir el rol. ¿Crees que está viviéndose otra burbuja o realmente se ha estabilizado el mercado del rol?

Eduard – Siento mucho no poderte contestar a esto. No tengo criterio suficiente, ya que llevo muchos años sin contacto con la industria.

Juegos y Dados – Como experto en revistas del género, ¿qué recomendaciones darías para la nueva generación de bloguers de nuestro sector lúdico?

Eduard – Como he dicho antes, lamento no estar al día de lo que se publica hoy en día sobre juegos. Hay, eso sí, una diferencia importante entre lo que es una revista y un blog; la revista (al menos las que a mí me gustan) tienen un abanico de colaboradores que muestra una opinión plural, mientras que un blog es un medio unipersonal, por definición. Otra obviedad es que la revista-papel es algo que esperas (aunque sea ansiosamente) una vez al mes o cada dos meses, mientras que un blog que te gusta es algo a lo que echar el ojo cada día (o cada semana). Dicho esto, va el aplauso… porque no quisiera estar en tu piel (tener que hablar de todo, frecuentemente y con perfil propio). Tela. 

Juegos y Dados – Quiero darte mis más sinceras gracias por el tiempo que nos has dedicado a en esta entrevista, esperamos que sea de tu agrado.

Eduard – Gracias a ti por haberme invitado a entrar en esta “galería de dinosaurios” que has seleccionado para esta serie de entrevistas (me alegro de saber de ellos gracias a ti, tras mucho tiempo sin verles).

9 comentarios en “Entrevista a Eduard García”

  1. Hola, me temo que yo fui el Guardián de los Arcanos que os mató por culpa del bocazas. Después de tanto tiempo me siento algo culpable. De verdad que me arrepiento…un poco al menos.
    Un saludo y un abrazo para Eduard y para Juegos y Dados.

    Le gusta a 1 persona

    1. Según me explica Eduard… “En efecto, al bocazas de turno le degollaron en una barberia por preguntar demasiado y en el entorno equivocado…. mientras le afeitaban!! Luego ataron hilos y nos liquidaron a los demás… no entendíamos nada, hasta que nos lo contó el master (aclaración post-mortem, claro)… como puede la gente tener tanta memoria?”

      Me gusta

      1. ¡Siii! Excelente memoria.
        El módulo se titulaba “El Regreso”, y el malo era Fu Man Chú. El autor era Enric Grau.
        Uno de los jugadores, Xavi de Gea o Eduard, ahora no recuerdo, se disfrazó de mujer. Fue el único superviviente. Fu Man Chú lo dejó vivir para que hubiera constacia de su triunfo. La barbería era la tapadera de un fumadero de opio en LimeHouse, el barrio chino de Londres, y los investigadores eran personajes de las novelas de Sax Rhomer. El personaje “bocazas” en cuestión le contó al chino TODO lo que sabia, quienes eran y a quién buscaban. Cuando se dió cuenta de que su personaje estaba muerto, no daba crédito a lo que le habia pasado. Y eso que le dí una oportunidad de no dejarse sorprender. El viejo chino le preguntó — ¿Coltal pelo o afeiltal?. Si escogía cortar el pelo podría percatarse ( a traves del espejo) de que, el falso barbero, cogía las tijeras de manera sospechosa. Pero escogió afeitado, es decir: sillón estirado y el pobre personaje mirando al techo…Si se hubiese tratado de una sesión de juego de iniciación…pero era un torneo. Pero reconozco que fuí un poco duro. Mea culpa.
        Este módulo fue publicado en el número 13 de la revista Troll.

        Saludos

        Le gusta a 1 persona

  2. Estas muy viejo Eduard! Con esa barba pareces Papá Noel! Soy Juan Lillo.
    Tengo un primo raro que entrevistan por la radio el Día del Orgullo Friki: acabó de concejal de cultura en Alicante. Para que veas! Me wasapeó la entrevista.
    No he hecho nada de provecho más que dejarme el tabaco, pero todavía no huelo una mierda!
    Bueno, y me saqué el carné internacional de máster de Hackmáster con aquel maldito cuestionario en línea de 100 preguntas en 2 horas: le metí un 98% Estoy esperando el chulo que me diga que fue capaz de algo parecido.
    Salud chaval! Y un abrazo muy fuerte.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s