Reseña de Munchkin

MunchkinBaja al Dungeon. Mata todo lo que encuentres. Apuñala a tus amigos y quédate con sus cosas. Toma el tesoro y corre. Admítelo. Te encanta.

En esta ocasión queremos presentaros Munchkin, que para los que aún no lo conozcáis es unos de los pequeños grandes clásicos.

Munchkin es un juego de cartas diseñado por Steve Jackson y magníficamente ilustrado por John Kovalic, de la serie Steve Jackson Games y que es distribuido en nuestro país por Edge Entertainment.

El juego según nos indica la caja está pensado para jugadores de 10 años o más, aunque en nuestra experiencia hemos tenido un jugadorcito de 8 años que ha ganado más de una partida. El número de jugadores que indican es de 3 a 6, aunque es algo que los grandes playtesters tendrán justificado, nosotros hemos jugado en pareja y es perfectamente jugable, solo que el tema de las ayudas queda bastante limitado, y también a más de 6 jugadores añadiendo alguna expansión para así evitar barajar tan rápido el descarte. Esta última variante significa que los jugadores han de conocer el sistema para poder realizar los turnos de manera ágil. La duración de la partida indicada es de 60 minutos de media.

La caja básica de Munchkin viene con 168 cartas (95 cartas de mazmorra y 73 cartas de tesoro), un dado de 6 caras y el reglamento. Como siempre con la excelente calidad del diseño, del material y la maquetación a la que nos tiene acostumbrados Edge Entertainment.

Munchkin es una parodia de los estereotipos de los juegos de rol de mazmorreo clásicos como Dungeons and Dragons. Los jugadores comienzan el juego con personajes de raza humano y nivel 1. Durante el juego los personajes irán cambiando de raza, consiguiendo y cambiado de clase y subiendo el nivel de su personaje, bien sea matando monstruos, con tesoros conseguidos o con piezas de oro. El ganador del juego será el primero a llegar al nivel 10.

Munchkin1La mecánica del juego se basa en 2 tipos de cartas que se encontrarán apiladas en la mesa boca abajo, cartas de mazmorra y de tesoro, y junto a ellas boca arriba estarán los descartes que solo mostrarán la última carta descartada. Los jugadores al más puro estilo D&D abrirán la mazmorra con la famosa “patada a la puerta” y entrarán en una nueva sala de la mazmorra, robando pues una carta de mazmorra, que por lo general supondrá un encuentro de combate con un monstruo. Los monstruos tienen su propio nivel y en el combate los jugadores deberán superar ese nivel con el suyo, más las armas, objetos mágicos, poderes y otras cosas que hayan conseguido en su saqueo o bien huir. El resto de jugadores podrá ayudarles o dificultarles la lucha añadiéndose al combate, dando bonificadores o penalizadores a uno u otro o diferentes clases de artimañas.

El ganar a un monstruo generalmente supone subir un nivel de personaje y carta de tesoro, aunque algunos monstruos dan diferentes recompensas. Además podrás saquear la mazmorra robando una carta adicional que irá a parar a tu mano. Por el contrario si los jugadores son derrotados por el monstruo se verán afectados por el “mal rollo” que puede ser pérdida de tesoro, de niveles o incluso de la vida.

Munchkin es un juego al que disfrutamos mucho en nuestro grupo habitual, es un juego que el piruleo y los ataques gratuitos provocan mucha sed de venganza y repetir siempre una segunda ronda. Es fácil oír comentarios al finalizar una partida del plan “se acabó el buen rollo” o “ibais todos contra mí”, que al cabo de un rato se olvidan porque debes cambiar de objetivo o prefieres no llamar la atención y se olviden de ti hasta que te hinches un poco. A nivel estratégico, pese su aparente sencillez, disponer de tu mano oculta, saber ayudar y pirulear cuando es necesario o simplemente pasar desapercibido cuando toca, sí permite ciertas dosis de estrategia, aunque desaconsejado para jugadores que quieran que la victoria penda exclusivamente de ellos ya que el azar y el cariño hacia ti de los demás jugadores echarían por tierra al mejor de los jugadores.

Añadir que Munchkin, como todo gran clásico, tiene muchísimas expansiones, series con temáticas diferentes como StarMunchkin, Munchkin Zombis, Munchkin Cthulhu y versión en juego de mesa al estilo mazmorreo como MunchkinQuest. Todas las ampliaciones así como las diferentes versiones pueden jugarse conjuntamente dando lugar a un disparatado dungeon en el que te encuentres a Cthulhu, Zombies y a un Dragón. En el futuro realizaremos la reseña de la versión de tablero, Munchkin Quest.

MunchkinQuest

Espero que hayáis disfrutado de la entrada tanto como yo, hasta la siguiente entrada…

Mata a los monstruos, roba el tesoro y apuñala a tus amigos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s